Site Overlay

Pesto vegano de brócoli y palta

Nos sobró el tallo del brócoli y salió un pesto con palta! Una de las claves del cambio en la alimentación es saber aprovechar al máximo todo lo que tengamos. Como por ejemplo, el brócoli. En general comemos sólo las flores y tiramos el tallo, pero se puede hervir y hacer cremas, hummus o este pesto. Si querés saber cómo hacer esta preparación, seguí leyendo.

Cambiar de alimentación no es sólo una cuestión de sustituir productos derivados de animales por vegetales, sino que también se trata de modificar nuestra manera de consumirlos. Por ejemplo, algunos de nuestros hábitos era tirar partes de vegetales o frutas porque creíamos que no se comían. Error! Prácticamente todo se puede aprovechar, y en el caso del brócoli (como del coliflor, la espinaca, la zanahoria, etc), una de las partes que se pueden consumir perfectamente son sus tallos. ¿En serio? ¿Los tallos también? Claro que sí! Quitando la parte más dura del borde (a veces ni siquiera hace falta) y lavándolos bien, podés hacer cremas para salsas, o dips, o sopas cremosas. En fin, hay muchas posibilidades, y acá te mostramos una de ellas, que queda espectacular.

Pesto vegano de brócoli y palta

Una manera eficiente, rica y creativa de aprovechar al máximo todo el brócoli
Tiempo de preparación15 min
Tiempo de cocción30 min
Plato: Dips, Salsas
Keyword: aprovechamiento, brócoli, col, eficiencia, palta, pesto
Raciones: 4 platos

Ingredientes

  • Los tallos de dos cabezas medianas de brócoli Lo ideal es hacerlo al vapor para que se pierdan menos sus nutrientes.
  • 1 y 1/2 unidad Palta
  • Un puñadito de nueces o piñones.
  • Jugo de medio limón.
  • 1 diente ajo
  • 2 cda Aceite de oliva.
  • Sal a gusto.
  • 1/2 cdita merkén o guindilla
  • 1/2 cdita hierbas provenzales.
  • 1/4 vaso leche vegetal opcional

Elaboración paso a paso

  • Primero lavamos bien los tallos y sacamos lo que esté feo. Pueden dejar las hojitas también.
  • Ponemos a hervir por unos 25-30 minutos a fuego medio alto hasta que quede tierno al pincharlo con tenedor.
  • Una vez cocinado, cortamos los bordes del tallo (que son un poco más oscuros) sin obsesionarse tanto.
  • Ponemos todos los ingredientes (salvo la leche) en un recipiente y lo procesamos con una batidora de mano hasta que quede con la consistencia deseada.
  • Podemos decorar con unas nueces trituradas y listo!

Notas

Como la leche es opcional, pueden elegir agregarla a la batidora o no, para darle algo de cremosidad. Tal vez una leche de avena, soja, arroz o almendras, que suelen tener sabores más neutros, puedan quedar muy bien. Y si necesitan, pueden agregar media cucharada de fécula de maíz en la bebida vegetal fría, mezclándola bien, y calentándola un poco para que espese. Luego pueden incorporarla a la batidora y mezclar todo junto. 

¿Probaste esta receta? Contanos qué te pareció y si querés decinos qué otra cosa le pondrías a esta salsa, o cómo la usarías. Podés seguirnos en Instagram y Facebook. Nos podés mencionar en historias o utilizando el hashtag #vegpackers.

Que lo disfrutes! Y dale rienda suelta a la creatividad!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *