Site Overlay

Receta vegana de pastafrola casera

Como buenos argentinos, la pastafrola para nosotros, es un clásico. Ahora, la pastafrola vegana no era tán fácil de conseguir en cualquier panadería, y qué tontería… ¡con lo fácil que es! Así que, cocineros ¡manos a la masa!

Esta receta vegana de pastafrola casera es buenisima, barata y bien fácil. La regla de las 3B en todo su esplendor. Nada de ingredientes extraños para reemplazar el huevo o la manteca. Harina, aceite, agua… ¡los básicos!

¿La pastafrola es Argentina?

Uruguaya y Paraguaya también… Y como cabe sospechar, hija de inmigrantes. Como la población de Argentina, la pastafrola es el resultado de influencias de varias nacionalidades. Las más cercanas son Italia, España y Austria.

En Austria nos encontramos con la «linzertorte» que si bien tiene una preparación diferente en cuanto a la masa, presenta un diseño decorativo de rejilla similar al de la pastafrola. Según los registros, la receta de «linzertorte» es una de las recetas más antiguas, así que vamos a confiar en que el diseño sale de Austria.

Por otro lado, en Italia, tenemos la típica «crostata alla marmellata« que heredó el diseño de su país vecino del norte, pero presenta otro tipo de masa, ahora sí, como la de nuestra querida pastafrola. «Pasta frolla», en italiano, se refiere al tipo de masa utilizada, que en español llamamos «masa quebrada».

Tenemos el diseño y la masa, pero nos falta el relleno. Y ahí es donde aparece la influencia Española. Ni la «linzertorte» ni la «crostata alla marmellata» vienen rellenas de dulce de membrillo, ni de batata, y bueno, mucho menos de dulce de leche. El uso del membrillo viene de la mano de los españoles, que incorporaron este fruto de los países de Medio Oriente.

La pastafrola es un viaje

Ya hemos recorrido una buena parte del globo terráqueo buscando los orígenes de la pastafrola. Turquía, Austria, Italia, España, Argentina, Paraguay y Uruguay. Pero ¿a donde viajamos realmente cuando comemos una pastafrola casera? A casa. A la infancia, a la familia, a la panadería del barrio…

La pastafrola es una de esas recetas que nos conecta con lo más íntimo y cercano, y a la vez, con culturas que parecen lejanas, pero que en verdad son parte de nuestro ADN.

Simplificando las cosas

Cuando empezamos a buscar recetas veganas de pastafrola casera nos encontrábamos con un montón de variantes para reemplazar el huevo o la manteca (presentes en la receta tradicional) que, en primera instancia, nos parecían dudosas y además, casi nunca teníamos los ingredientes necesarios en la alacena.

Así que decidimos buscar la receta tradicional, reemplazar manteca por aceite como se ha hecho toda la vida y obviar el tema del huevo. Tras algunos intentos, todos ricos hemos de decir, pero mejorando cada vez, dimos con la receta de pastafrola más simple y más rica.

¡Manos a la masa!

Receta vegana de pastafrola casera

Tiempo de preparación30 min
Tiempo de cocción25 min
Plato: Desayuno, Dulces, Merienda
Cocina: Argentina, austriaca, Italiana, vegana
Keyword: crostatta, facil, linzertorte, membrillo, pastafrola, pastafrola casera, pastafrola vegana
Raciones: 1 pastafrola mediana

Ingredientes

  • 1 taza de harina de trigo.
  • 1/2 taza de harina de maíz. previamente calentada en una sartén. También podés usar maicena, sin necesidad de calentarla.
  • 5 cdas. de azúcar mascabo. o el que tengas, pero sin refinar.
  • 1 cdta. de polvo para hornear.
  • 1/2 cdta. de bicarbonato de sodio.
  • 5 cdas. de aceite de coco. Pueden ser 3 de girasol (en total serían 8 de aceite de girasol)
  • 5 cdas. Aceite de girasol.
  • 4 cdas. Leche de almendras. Se puede reemplazar por agua u otra leche vegetal.
  • 6 cdas. de Agua.
  • 250 gr. de dulce de membrillo.
  • Opcional: ralladura de limón o naranja, extracto de vainilla.

Elaboración paso a paso

  • Primero mezclar todos los ingredientes secos en un bowl.
  • Hacer un hueco en el centro a modo volcán e integrar poco a poco los ingredientes líquidos.
  • Ir echando de a poco, siempre se puede agregar!
  • Una vez lograda una masa brillante y homogénea, tapar y dejar descansar por media hora en la heladera/nevera.
  • Mientras tanto, derretir a baño María el dulce de membrillo cortado en cubitos junto con un chorrito de agua caliente.
  • Precalentar el horno a 180° y preparar el molde/tartera/fuente con un poco de aceite + harina espolvoreada.
  • Separar la masa en tres partes iguales.
  • Dos partes serán para la base y una parte para la decoración en forma de rejilla.
  • Esparcir la masa para la base en el molde/tartera/fuente asegurando una altura mayor en los bordes que en la base de aproximadamente 1,5cm
  • Esparcir el dulce de membrillo ya derretido.
  • Separar la masa para decoración en 8 tiras iguales y aplanarlas con el palo de amasar, dándoles una longitud suficiente para unir de un extremo al otro la pastafrola. Colocarlas en forma de rejilla. Bienvenida la libertad para la creatividad y el diseño.
  • Cocinar 25' al horno.
  • Retirar del horno y esperar que se enfríe para sacar del molde/tartera/fuente.

Tenemos una buena noticia más: Con los mismos ingredientes podés hacer pepas veganas ¡otro clásico de nuestra tierra natal! para ver la receta hacé click acá.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *