Site Overlay

Sopa cremosa de calabaza y zanahoria

Si hay un alimento que crece como loco, al menos en climas como los de Argentina, Italia o Alemania (entre tantos otros), es la calabaza. ¡Es la abundancia en toda su expresión! Es por eso que siempre formó parte de nuestra alimentación, ¡y la amamos!

Esta sopa crema es una receta que hacíamos muy seguido, sobre todo durante los otoños porteños, cuando las calabazas abundan en huertas, verdulerías y bolsones orgánicos.

Esta vez, la hicimos en Alemania donde la calabaza, en múltiples formas, también crece abundantemente, y la mezclamos con una sopa crema de remolacha y papa que elaboramos en simultáneo para hacerla aún más colorida.

Ingredientes

  • 1 cebolla morada.
  • 1 calabaza hokaido (o la que tengan).
  • 4 zanahorias.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 trocito de jengibre.
  • 1/2 litro de caldo de verduras vegano (Lo mejor y más barato es hacer tu propio caldo, pero si lo vas a comprar, te recomendamos leer bien los ingredientes, porque aunque no lo creas, muchos vienen con leche en polvo y grasa animal).
  • 5 cucharadas de aceite de oliva.
  • Condimentos a gusto: nosotros le pusimos sal, pimentón ahumado y cúrcuma. La hicimos suavecita para que sea apta para l@s más peques.
  • Agua.

Tiempos

Preparación: 15 minutos.
Cocción: 20 minutos.

Preparación

  • Quitar la cáscara de las calabaza con pelador, en Argentina, conocido como pelapapas.
  • Cortar la calabaza al medio, quitar las semillas con una cuchara, y separarlas para hacer semillas de calabaza tostadas.
  • Cortarlas en trozos medianos.
  • Pelar y aplastar el ajo (nosotr@s le sacamos el brote ¿Ustedes lo hacen? ¡Nos pueden dejar su respuesta en comentarios!)
  • Pelar y cortar la cebolla en trozos pequeños.
  • Hervir la calabaza, con el caldo de verduras, las cebollas y el ajo (sí, todo junto) y el agua necesaria para que los trozos de calabaza queden cubiertos un dedo por encima.
  • Una vez cocinada la calabaza en el mismo caldo de cocción (que tuvo que haberse reducido), agregar los condimentos y procesar todo con una batidora de mano hasta lograr una consistencia cremosa.
  • Servimos en un bowl y decoramos con semillas de calabaza, un poco de romero fresco y un toque de crema vegetal.

Si se animan, pueden hacer como nosotros, que cocinamos dos sopas a la vez para que cada un@ elija la que más les gusta o para mezclarlas y tener un plato super colorido.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *